ElCanillita.info, noticias desde los Apeninos a los Andes

desde los Apeninos a los Andes, Internet Broadcasting
Lunes 21 de Enero 2019

Políticas públicas e integración

12 Noviembre, 2012

[geolocation] | 11.11.2012 – “Esta es la historia de una sociedad que se derrumba y en su caída se repite sin cesar para sentirse tranquila, todo va bien por ahora, todo va bien… Lo importante no es la caída sino el aterrizaje.”

La película “El odio” de Mathieu Kassovitz se estrenó en 1995 y es una cinta emblemática sobre el malestar en los suburbios de Francia. 30 años después de los primeros disturbios en los extraradios, los problemas siguen siendo los mismos. Un cóctel único en Europa de desempleo, fracaso escolar, guetos y discriminación, con los subsiguientes rencores y el desarrollo de una economía sumergida, la subida del Islam radical, la frustración, la rabia y la violencia.

Los acontecimientos de 2005 podrían haber marcado un giro, sin embargo nada o casi nada ha cambiado. ¿Porqué?
Benoît Hamon, ministro delegado de la Economía social y solidaria asegura que : “Con los años se han cristalizado dificultades particulares tras años de abandono de las políticas públicas.“
Y por su lado el historiador Pap Ndiaye señala que :“Lo característico de esas políticas públicas es su discontinuidad en el tiempo y la escasez de sus efectos.”

Mientras que Mohamed Mechmache, presidente de la asociación AClefeu habla de una política de parches:
“Creo que no ha habido una verdadera voluntad para cambiar la situación, se siguen poniendo parches, pero ya no hay sitio para tanto parche. Y hay que afrontar realmente los problemas.”

“Podemos hacer muchas cosas a nivel local, pero todo será en vano si el Estado no cumple su misión, se queja Michèle Picard, alcaldesa de Venissieux. Es como poner una tirita en una pata de palo.”

La renovación urbana suele disimular la pobreza. Como un escaparate que esconde los problemas, pero que no los soluciona. Aquí en la localidad deprimida de Clichy-sous-Bois surgió la insurrección popular del otoño de 2005. Por el momento nada ha cambiado, sin embargo las casas y las mentalidades se degradan.

“En estas torres no hay calefacción, pero no desde hace 15 días, sino desde hace tres años. No funciona el ascensor. Hay un 40% de desempleo entre los menores de 25 años, junto a un rechazo casi sistemático a hablarnos. No hay confianza ni en los medios, ni en Francia. Sólo un sentimiento de abandono.“

Durante años, cientos de reportajes que transmiten una imagen negativa de los suburbios, han propiciado la desconfianza sistemática a las cámaras, que en general no son bienvenidas…
“Mejor no hablar. No merece la pena. Estamos bien. Vivimos como perros pero estamos bien.”
“No van a encontrar nada, sólo van a conseguir que les tiren piedras. De verdad, váyanse a grabar a otra parte. Aquí no hay nada que filmar.”

“¿No tienen otra cosa que hacer? En serio, aquí no hay nada, sólo cafeterías y tiendas cerradas.”
“No es que no me fíe. Ustedes parecen buena gente, pero así eran los demás. Vinieron con sonrisas, frases bonitas y conversaciones; pero luego vienen los problemas.”
“Déjales, no hables con ellos.”

Lejos de las miradas, Abdel acepta hablar con nosotros. Ha nacido y crecido en Clichy. Se dedica a la infografía, es autodidacta. Según él, el malestar de su generación y de las precedentes se explica con la Historia de Francia.

“Es como si Francia fuera mi padre y yo fuera un hijo ilegítimo que no quiere reconocer. La gente está harta. Nuestros padres pagan impuestos como todo el mundo, sin embargo se les da de lado, como si no hicieran falta. Antes sí se les necesitaba para reconstruir Francia tras la 2ª Guerra Mundial, pero hoy, ya no hacen falta y se les dice: fuera, ya no os queremos.“

P: Y tú Abdel, ¿te sientes francés?
R: ¿Yo? ¡No!

Fuente: EuroNews – SalaStampa.Eu
Public domain information – Información de dominio público

ElCanillita.info     ↑ Volver al inicio

Palabras Clave: , ,